jueves, 18 de diciembre de 2014

¿CÓMO EVITAR ATASCOS EN SUS TUBERÍAS?

Son muchos los hogares que se ven obligados a llamar a un fontanero o a un especialista en desatascos porque en un momento determinado sus tuberías o desagües no absorben más agua o han formado una especie de tapón, lo cual puede causar muchas molestias.

Las causas más habituales de este incidente tan común son la acumulación de aceite, grasas, jabones… y también las deficiencias que pueda haber debido a la instalación inicial de estas tuberías.

Para evitar o prevenir estas obstrucciones los profesionales del sector recomiendan no arrojar aceite a las tuberías sino que hay que guardarlo y reciclarlo, tampoco tirar los restos de comida, si tiene lavavajillas antes de meter los platos lo más limpios posible tirando antes a la basura todos los restos de comida o utilizar coladores de fregaderos para que no pasen los restos sólidos.

Además es aconsejable no tirar papeles no degradables al inodoro, no arrojar sustancias químicas como disolventes, pintura o cera caliente, no verter sustancias corrosivas para intentar desatascar las tuberías y utilizar tapones en el lavabo o la ducha para evitar la acumulación de pelos.

Si desea que su instalación esté en perfecto estado y no gastar dinero en arreglos que pueden evitarse también puede llamar una vez al año a un fontanero profesional para que realice una revisión a fondo de las tuberías.

Asimismo las raíces de los árboles y su crecimiento también pueden provocar la rotura o el deterioro de las tuberías, hay que analizar qué es lo que ocurre y que solución aplicar ya que es un problema delicado.

Si sigue estos consejos no tiene por qué tener problemas, pero en caso de que los tenga, no intente arreglarlo o solucionarlo usted solo, es mejor que lo deje en manos expertas y profesionales ya que las empresas de desatascos cuentan con todas las herramientas y máquinas para solventar el problema.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.