martes, 16 de diciembre de 2014

CÓMO SOLUCIONAR UN ATASCO DE PAPEL HIGIÉNICO

Cuando se tira demasiada cantidad de papel higiénico, de forma innecesaria, por el inodoro pueden surgir problemas que afecten a su buen funcionamiento y al fluido del agua.

Para ello venden algunos productos pero son muy fuertes y contienen químicos que pueden resultar contraproducentes. Nosotros le proponemos algunos trucos para hacerlo de forma más sencilla.

Si se encuentra en esta situación puede probar a desatascarlo con una fregona lo que quizás le ayude a descongestionar las tuberías, debe cubrir con una bolsa de plástico la fregona e introducirla en el inodoro, tapando el hueco por completo.

A continuación haga movimientos hacia arriba y hacia abajo para provocar un efecto similar al de un desatascador. Antes de hacerlo coloque papeles de periódico en el suelo por si se producen salpicaduras y use guantes de plástico, por si acaso. Para retirar la bolsa de plástico y que no se manche, puede colocar una segunda bolsa para manipularla y evitar entrar en contacto con la primera.

En caso de que esto no funcionara, puede utilizar un elemento flexible para ejercer presión pero así vez rígido, como puede ser una percha de metal.

Si estos dos trucos no le han servido, tendrá que plantearse llamar a un profesional en desatascos, ellos utilizan y disponen de distintos aparatos de succión mucho más fuertes y potentes que seguro que lo solucionan, aunque no le salga tan económico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.