lunes, 2 de marzo de 2015

Desatascos en Badalona

Un atasco en las tuberías puede ser muy molesto para quien lo sufra. Por ello, es importante ocuparse adecuadamente de las redes de canalización. La prevención puede ahorrar muchos disgustos a los usuarios, sin embargo, a los profesionales les sorprende que el mantenimiento sea un gran olvidado en las casas, comunidades de vecinos y locales comerciales.

La mayoría de profesionales ofrece servicios de mantenimiento pero no todos se adaptan a las necesidades y bolsillos de los particulares. Esto no significa que no se pueda hacer nada para evitar problemas en la fontanería. Hay pequeñas costumbres diarias, fácilmente modificables, que pueden ser muy dañinas para las tuberías. Si se evitan, la salud de las redes de fontanería se verá gratamente recompensada.

DESATASCOS BADALONA
Tirar los aceites y grasas por el fregadero es un gesto común del día a día de muchos hogares. Sin embargo, este gesto es tremendamente perjudicial para las tuberías ya que pueden formar una película alrededor de las paredes a la que se adherirán los residuos hasta formar un atasco. Algo similar ocurre con los deshechos que se tiran por el desagüe.

Otra asignatura pendiente es el uso correcto del inodoro. En muchas casas este se utiliza a modo de papelera y esto ocasiona que se formen los atascos. Los artículos de higiene íntima, pañales, envoltorios, rollos de papel, colillas de cigarrillos, etc. es frecuente que se arrojen por el váter y que lo atranquen. También es importante vigilar otro de los elementos del baño, el desagüe de la ducha, para evitar que los cabellos se acumulen.

Un buen truco para evitar que se formen atascos es preparar una solución con media taza de vinagre blanco y otra media de levadura química, verterlo a la tubería y esperar unos minutos antes de enjuagarlo con agua templada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.