lunes, 15 de diciembre de 2014

¿QUÉ PUERTA ES MÁS ADECUADA PARA MI GARAJE?

Antes de cambiar la puerta de su garaje es bueno que se informe sobre los distintos modelos y diseños para saber cual se adapta mejor a su espacio y es más segura, ya que una puerta le durará muchos años, así que hay que acertar con la elección.

Hay que tener en cuenta el estilo de la fachada, el material del que está fabricada, la mayoría son de acero, hierro o madera, y también la apertura y el cierre que quiere.

Una de las puertas más comunes son las basculantes que se abren hacia arriba y quedan dobladas, por otro lado las batientes se abren de forma horizontal y son muy práctica para uno residencial o una finca particular.

Las enrollables son ideales si tiene poco espacio ya que como su nombre indica esta puerta quedará enrollada en el techo y no ocupará espacio. Por último las correderas también se recomiendan para espacios pequeños porque quedarán ocultas en la pared.

Respecto a la seguridad en general son puertas fuertes y resistentes, todas ellas pueden abrirse de forma automático o manual. Las automáticas llevan un motor incorporado y son más cómodas y seguras, podrá abrirlas con un mando a distancia o un interruptor. La seguridad de las manuales dependerá del tipo de cerradura que instale.

Nuestro consejo es que se informarme antes de instalar su puerta para que acierte con su elección y su garaje esté 100% protegido.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.