miércoles, 17 de diciembre de 2014

¿SU LAVABO SE ATASCA?

El lavabo se utiliza muchas veces a lo largo del día y por todos los miembros de la casa, por eso si no tiene cuidado pueden formarse obstrucciones y atascos de cabello, pasta de dientes y otros residuos.

Si quiere conocer algunos remedios caseros antes de verse obligado a llamar a un profesional del sector, siga leyendo los siguientes consejos.

Debe evitar los productos desatascadores químicos que venden en los supermercados ya que es más aconsejable que fabrique el suyo usted mismo y de forma casera. Para hacerlo mezcle media taza de bicarbonato de sodio y media taza de vinagre y échelo por el desagüe del lavabo.

A continuación bloquee el desagüe con un tapón, de esta forma el sodio y el vinagre hervirán y romperán la obstrucción. Pasados unos 15 minutos, vierta también dos o tres tazas de agua caliente para que se limpie bien el desagüe.

Además si quiere prevenir le recomendamos que coloque una pantalla de drenaje sobre la abertura y así atrapar cualquier cabello o resto. Puede también limpiar el filtro semanalmente y colocar un tapón cuando no lo esté utilizando por si hay un incidente o se le cae algo, que no se vaya por el desagüe.

Si sigue estos consejos seguramente evitará atascos, averías y a la larga lo notará en el ahorro. No se descuide, no cuesta esfuerzo seguir estos pequeños consejos y puede evitarse muchas molestias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.