jueves, 18 de diciembre de 2014

TRUCOS PARA DESATASCAR SU DUCHA

Con el paso del tiempo y sobre todo si la ducha de su vivienda la usan muchos miembros de la familia o vive en un piso compartido puede atascarse por la acumulación de pelos, jabones y otros productos.

Además si hay atasco y el agua se acumula, puede desbordar y salir del plato de ducha, en cambio en la bañera no existe este peligro, provocando la inundación del baño.

Los atascos en la ducha pueden provocarse en el cabezal o en el plato, ¿sabe qué hacer si le ocurre? Nosotros se lo decimos. Si el atasco se ha producido en el cabezal posiblemente se deba a la acumulación de sarro y de cal. Para solucionarlo puede hervir vinagre y añadir un poco de limón y a continuación colocar esta mezcla dentro del cabezal de la ducha si es de metal, y si es de plástico también pero cuando se haya enfriado un poco.

Si en cambio el atasco está situado en el desagüe del plato lo mejor es usar un desatascador o utilizar un alambre que pueda eliminar este tapón. Otra posibilidad es verter una mezcla de bicarbonato sódico con sal gorda y vinagre blanco.

Si ve que estas técnicas caseras no funcionan y que su ducha se sigue atascando constantemente quizás se trata de un atasco de grandes dimensiones o de que el punto del atasco se encuentre más hacia dentro, en ese caso le recomendamos que contacte con un profesional del sector, antes de que sin querer estropee su instalación intentándolo usted mismo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.