domingo, 20 de enero de 2008

Tortilla de patata en microondas


Ingredientes
3/4 de patatas
1cebolla mediana(occional)
6 huevos
aceite y sal
Modo de hacerlo
Pelar las patatas y cortarlas, reservar.
En un recipiente de pirex pondremos 6 cucharadas de aceite poner la cebolla
  (si la ponemos) meter al micro y poner 7 minutos, añadir las patatas remover con la cebolla, tapar, introducir en el microondas y poner al máximo de potencia durante 10 minutos, sacar el recipiente, darle una vuelta al conjunto y volver a poner 5 minutos más, pinchar las patatas para ver si las tenemos cocidas.
Poner en un colador para retirar todo el aceite.
En un bol grande batiremos los huevos y pondremos las patatas bien escurridas para que se impregnen bien.
Cuajar en una sartén al fuego, cuando esté un poco caliente pondremos la mezcla y en ese momento es cuando dándole vueltas pondremos la sal, cuajar de ese lado y darle la vuelta.
NOTA: Tambien lo podemos hacer en el microondas pero eso ya no es tortilla, es un cuajado.
De todas maneras nos hemos ahorrado, tiempo, el tener que darle vueltas y hemos manchado menos la cocina. Espero que os salga bién y de menos pereza hacerla.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.