martes, 6 de octubre de 2009

Ensalada de Quinoa

Bueno, como parece que el calor no nos quiere abandonar, aqui os subo una ensalada que hace mi nuera Inma y que esta muy rica, nosotros como es tan completa la tomamos de plato único. Ingredientes
150 grms de quinoa
150 de gambas cocidas
1 zanahoria
10 olivas verdes
10 palitos de cangrejo
3 pimientos del piquillo(occional)
3 cucharadas de maiz
1/2 pepino
100 gms de atun en aceite
1 filete de jamon de york (cortado grueso)
1/2 calabacín
1/2 cebolla
Modo de hacerlo
En una sartén con dos cucharadas de aceite pocharemos la cebolla cortada pequeñita, cuando la veamos un poco trasparente añadiremos el calabacín cortado a cuadritos le daremos unas vueltas hasta que se ablande un poco, poner en un colador y dejar que se enfrie.
En esa misma sartén pasar el jamón cortado a cuadritos y reservar.
Cocer la quinoa en una olla con agua y sal durante 15/20 minutos, cuando esté cocida pasarla por agua fria y reservar.
En una ensaladera ir añadiendo todos los ingredientes cortados, el calabacín y el jamón.
Añadir la quinoa y mezclar bién.
La podemos tomar con mayonesa, salsa de soja, aceite y vinagre de Jerez, vinagreta con huevo duro. Pero servido aparte para que cada uno se tome lo que quiera.
Nota: Esta ensalada la podemos hacer con los ingredientes que queramos, pollo asado o cocido, salchichas, queso fresco,ya sabeis la imaginacion es libre, la verdad que siempre está buena.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.