lunes, 18 de junio de 2012

FIAMBRE DE CARNE

Prácticamente estamos ya en verano y que pasa...o nos vamos de vacaciones o solemos ir a la piscina, salir al campo o simplemente apetece cocinar menos.
Por eso este fiambre de carne, es el ideal, lo podemos hacer con antelación, congelar, llevarlo al campo, a la piscina o cuando volvamos de la playa con una buena ensalada la comida lista. Espero que os guste y os animeis a prepararlo.

kjui
kjui
mjk





Ingredientes


1 kilo de carne picada de ternera y cerdo
2 huevos
1 zanahoria
1 cebolla muy picada
3 dientes de ajo picaditos
3 rodajas de pan de molde si corteza
1 taza de leche
8 pimientos del piquillo
5 tomates secos de Caspe
2 huevos duros
1 lata de aceitunas verdes sin hueso
1 lata de paté a las finas hiervas
aceite, sal y pimienta


Modo de hacerlo

Primero picaremos, la cebolla, los ajos, las aceitunas verdes y la zanahoria, reservar.
Cortaremos en trocitos, los piquillos y los tomates secos  de Caspe (antes los habremos deshidratados), reservar.
Batir los huevos en un recipiente grande, añadir la miga de pan remojada en la leche, el paté de finas hiervas, la cebolla, ajos, aceitunas y la zanahoria, mezclar todo, salpimentar y añadir la carne picada que mezclaremos muy bién (yo lo hago con las manos protegidas con guantes de silicona) 
Pondremos encima de la tabla un papel film y encima de ésta extenderemos un cuadrado de la mezcla de la carne, sobre ella pondremos los huevos duros picados, los piquillos y los tomates, ir enrollando sobre si mismo, ponerlo sobre un recipiente para horno, poner aceite por encima, cubrir con papel de aluminio.
Precalentar el horno a 170º grados, meter la bandeja durante 30 minutos, pinchar para comprobar, pasado ese tiempo quitaremos el papel de aluminio para que se dore por encima y volveremos a comprobar pinchándolo.
Dejaremos enfriar y cortaremos en rodajas, servir con una salsa de carne o simplemente como un fiambre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.