martes, 22 de enero de 2019

CAZUELA DE LONGANIZA CON BORRAJAS Y CHAMPIÑÓN (olla súper- rápida)

Hoy os traigo una receta que ví en la tele en el programa "La Pera Limonera" del chef Daniel Yranzo, el puso setas y yo champiñones, pero de una forma u otra, nos ha encantado y 
que repetiré.
Como no en todos los lugares podéis conseguir la borraja, el próximo día cambiaré por
 judías verdes, ya sé que cambiará un poco el sabor, pero seguro que igualmente estará
 muy rica, espero que os guste.










Ingredientes 4 personas

4 patatas grandes
150 grms de longaniza fresca de Aragón
 400 grms de borraja limpia
1 cebolla dulce de Fuentes
2 dientes de ajo
150 grmos de champiñones
maizena
caldo de ave
1 vaso  pequeño de vino blanco
perejil picado
sal, pimienta y AOVE 

Modo de hacerlo

Limpiar la borraja y dejarla en agua hasta que la vayamos a utilizar.

Picar la cebolla y los ajos en una picadora y reservar.

Limpiar los champiñones y cortarlos en cuartos, pasarlos por la sartén con un poco de aove y reservar.

Cocer en agua con un poco de sal la borraja durante 10/15 minutos y pasarla a un bol con agua y hielo para que mantenga su color verde.

Pone la olla rápida en el fuego para que se caliente un poco, añadir 2 cucharadas de AOVE y pochar la cebolla y los ajos que tenemos picados, cuidar que no se queme y cortar la longaniza en rodajas, añadir a la cazuela y rehogar, cuando veamos que cambia de color poner el vino blanco y dejar que evapore, remover para que se mezcle bien el sabor y cubrir con el caldo de pollo, añadir las patatas chascadas, salpimentar y cerrar la olla, cuando suba la válvula bajar el fuego y contar 3 minutos.

Pasado el tiempo y cuando podamos abrir la olla, volver a poner al fuego y añadir los champiñones y las borrajas, mover con cuidado y dejar cocer a fuego lento 7/8 minutos, mientras disolver una cucharadita de maizena en agua fría y añadirlo al guiso para que espese un poco la salsa, poner por encima el perejil picado y servir.

jueves, 10 de enero de 2019

JUDIAS BLANCAS CON ACELGA, CHORIZO Y CORTEZA DE TOCINO

La receta de hoy digamos que es un "experimento" casi siempre las preparaba con tocino, chorizo y morcilla, pero hoy he querido probar añadiendo verduras y la verdad que ha resultado muy rico y con ganas de repetir, así que espero que os guste.





Ingredientes

1 bote de judías blancas
2 tomates secos
1/2 cebolla dulce de Fuentes
2 dientes de ajo
2 hojas de acelga
4 tiras de corteza de tocino blanco
caldo de verduras
chorizo de León
pimentón dulce ahumado 
AOVE y sal

Modo de hacerlo

Lo primero pondremos las judías en un colador y pasaremos por agua para quitar el sabor del caldo de conserva. Reservar.

Picar la acelga y dejar en remojo mientras seguimos preparando el resto de ingredientes.

Cortaremos la cebolla en bronouse  y el ajo muy picado y pocharemos en la olla rápida con un poco de aove, añadir los tomates a trocitos, las tiras de tocino en cuadraditos y el chorizo en rodajas, le
 damos unas vueltas y cuando veamos la cebolla transparente añadiremos la acelga, volveremos
 a rehogar y ese es el momento de poner el pimentón y las judías y cubrir con el caldo de 
verduras, poner la tapa y esperaremos a que suba el vapor en la válvula, bajaremos el  
fuego al mínimo y contaremos 5/6 minutos.

Pasado ese tiempo abrir la olla cuando baje el vapor y a comer!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.