viernes, 4 de mayo de 2012

ARROZ AL AZAFRÁN

Y aqui llega mi segunda aportación al Recetario Mañoso que éste mes el ingrediente es el Azafrán del Jiloca.
Este arroz es un clásico en mi casa, a todos les gustan, asi que la cocinera contenta, ya veis que es muy sencillo, pero os garantizo que triunfareis, espero que os guste y recordar, hasta el dia 10 esperamos vuestras recetas y todos disfrutaremos de un e-book al azafrán estupendo.


INGREDIENTES
 arroz 
10 rodajas de chorizo
una pechuga de pollo pequeña
1/2 cebolla picadita
 azafrán del Jiloca
aceite y sal


REALIZACIÓN

Poner la olla super- rápida  en el fuego en vacio, cuando esté un poco caliente poner el aceite y pochar la cebolla, añadir la pechuga en trocitos, el chorizo y rehogarlo, poner
el agua calculando las raciones que se van a hacer, teniendo en cuenta que en la olla no reduce el caldo y es taza de arroz por taza de caldo. Salar.
Cuando empiece a hervir poner el azafrán y el arroz, cerrar la olla y cuando suban los aros, contar tres minutos, retirar y al bajar los aros abrir la olla y servir.


NOTA: Este arroz lo podemos hacer con un caldo de pollo o verduras si lo tenemos, tambien le podemos añadir restos de una salsa de carne que nos haya podido quedar, le realzara el sabor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.