martes, 3 de julio de 2012

EMPAREDADOS DE TRONCHÓN Y MERMELADA DE PIQUILLOS


Aquí os traigo la segunda receta para el  Recetario Mañoso con el queso Tronchón como ingrediente.
Los emparedados los suelo preparar para las cenas, suelo cambiar de ingredientes, pero el queso siempre esta, con la mermelada de piquillos ha sido un acierto.
Quiero contaros que llevo unos días repasando las recetas que voy recopilando buscando una receta que se que la tengo, pero ya sabéis, se esconde, como os digo, la receta no la encontré, pero encontré un pequeño artículo del año 84 sobre el Tronchón, aquí os lo dejo como curiosidad.






Ingredientes (dos personas)


8 rebanadas de pan de molde 
8 filetes de queso Tronchón
mermelada de piquillos
1 huevo
leche
aceite de oliva virgen extra


Modo de hacerlo


Con unos aros de emplatar cortar las rebanadas de pan de molde, untar con la mermelada de piquillos y poner el Tronchón bien colocado para que no sobresalga.
En un plato hondo poner leche y pasar los emparedados para que se empapen bien, pasar por huevo batido y freír en aceite bien caliente.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.