miércoles, 5 de marzo de 2008

Montadito de patata, morcilla y huevo










Ingredientes( 4 personas)

3 patatas grandes

1/2 cebolla grande
2 pimientos verdes
8 pimientos del piquillo
5 dientes de ajo
2 morcillas de arroz
4 huevos
perejil
aceite y sal

Realización

Cortar la cebolla y el pimiento en juliana y los 3 dientes de ajo laminados.
 En una sartén con aceite a fuego medio pochar lo anterior, a mitad de cocción, añadir las patatas cortadas en rodajas un poco más gruesas que para tortilla, dejar hacer sin que se doren. Poner en un colador para que escurra el aceite.
En otra sartén con un poco del aceite de las patatas, pondremos los pimientos del piquillo cortados en tiras y 2 dientes de ajo picados, rehogar, mientras tanto quitar la piel de las morcillas y deshacerlas, poner con los pimientos y rehogar todo el conjunto.
En una olla con agua y un chorrito de vinagre poner al fuego cuando vaya empezar a hervir poner los huevos y que se vayan cuajando, sacar en un plato.
Para servir individualmente, pondremos en un aro un fondo de las patatas, aplastaremos un poco con una cuchara, encima el revuelto de las morcillas y por último otra vez patatas, volver a presionar un poco y quitar el aro, encima colocar el huevo escalfado y darle un corte que salga un poco la yema y servir.
NOTA: El huevo lo podemos hacer frito, el resultado es el mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.