martes, 15 de marzo de 2011

Excursión de Mañosos

Nuevamente una parte del Recetario Mañoso nos hemos reunido, ha sido una pena no poder estar todos porque los hemos echado de menos.
Esta vez, Marisa  y su marido han sido los anfitriones de ésta reunión, ya por el mes de enero nos invitaron a una calçotada y alli hemos ido con buen animo, ganas de juntarnos.
Ademas de tan rico bocado con una salsa Romescu que ha preparado Marisa, no ha faltado, ternasco, morcilla, chorizos, torreznos, unos aperitivos de esos que sabe hacer Wiviht y los postres, una mus de chocolate y una quesada, aparte, de cerveza, refrescos, vino de la tierra, café y licores.
Nos ha hecho un dia expléndido, con un sol que cuando hemos llegado hemos cogido con ganas, pero que a la hora de comer, la sombra ha sido la occión.
Como siempre el tiempo corre muy deprisa y pasando las 6/30 hemos desecho el camino, con un buen sabor de boca y con ganas de repetirlo.
Gracias, Marisa y Manolo, sois estupendos, hemos estado como en nuestra propia casa.

Desenvolviendo el Kit de presentación para una Mañosa 

Y las Mañosas preparadas para la calçotada
los calçolt asándose

Cuatro maridos
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.