lunes, 23 de junio de 2008

PREMIO " MIMO DE AMIGO"

!!! Un nuevo premio me ha llegado!!!
Estos dias estoy abrumada, pero encantada, siempre gusta que te "mimen" los amigos aunque sea a través de los blog y se agradece mucho que lo hagan.
Este premio me viene desde Mil Postres, un blog muy dulce de esta amiga blogera que es Tartasacher y que siempre se acuerda de mi, cosa que le agradezco.
Ahora me toca a mi " mimar", espero que les guste y lo disfruten.

La cocina de Arima

Comunidad de la Espiga

La cocina de Carmen

Cocinar sin Gluten

Cibercuoca

Cocinando con Regi

Tambien lo quiero dar a todos esos amigos que me visitan y me dejan sus comentarios, gracias a todos y va para vosotros.





Lasaña con carne y espinacas



Ingredientes

8 láminas de lasaña

500 grmos de carne picada

50 grmos de jamón de york
2 nueces de pate

1 cebolla mediana

1 zanahoria

2 dientes de ajo

tomate frito casero

salsa bechamel

queso para gratinar

sal, pimienta,nuez moscada

aceite

Elaboración

Pondremos las láminas de lasaña en agua caliente hasta que se hablande.
En una sartén con dos cucharadas de aceite pochar la cebolla cortada menuda, a mitad de hacer, añadir la zanahoria muy picada, rehogar y dejar hacer 5 minutos, poner la carne mezclar bien y dejar hasta que cambie de color removiendo de vez en cuando, poner el jamón cortado en cuadraditos y el paté, remover todo, dejarlo 5 minutos y reservar.
Hacer una bechamel no muy espesa añadiendo, pimienta y nuez moscada.
Poner en un recipinte que pueda ir al horno un fondo de tomate frito y encima de esta ir colocando las placas, el relleno y encima de él un poco de tomate, asi hasta terminar con una placa, cubrir de bachamel, poner el queso por encima y gratinar.

NOTA: Yo he usado láminas precocinadas, pero se pueden usar de las que se tienen que cocer, eso según nos guste.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.