domingo, 31 de agosto de 2008

PASTEL DE PISTO







Esta receta es de Elena del blog "chocolate y pimenta", con su permiso la subo al mio, espero que os guste, me he tomado la libertad de hacer algún cambio y el resultado es muy bueno.
Ingredientes
para el pisto:
1 berenjena grande
1 cebolla
1 calabacín
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
tomate triturado
para el resto del plato
200 grmos de champiñones laminados
4 huevos duros
salsa bechamel
pan de molde sin corteza
queso para gratinar
aceite y sal
Modo de hacerlo
Preparar el pisto cortando los ingredientes en cuadraditos, pochar en una sarten con aceite, cuando este a medio hacer añadir el tomate triturado y terminar el plato, probar de sal y reservar.
Preparar la bechamel y a mitad de cocción añadir los chamiñones que antes habremos rehogado un poco en una sartén con un poco de aceite, mezclar bien y dejar cocer 5 minutos, reservar.
Montaje del plato
Forrar un molde tipo cake con film. Cubrir el fondo con las rebanadas de pan, poner por encima un poco de leche pero sin que se empapen demasiado, verter encima el pisto, encima de este las rodajas del huevo duro, otra capa de pan, pisto y huevo duro, tapar con otras rebanadas de pan(a todas las mojaremos un poco con la leche) de molde, podremos hacer dos o tres capas.
Tapar con el film y colocar encima peso para prensarlo.
Meter al frigorífico unas dos horas aproximadamente.
Desmoldar una 1/2 hora antes de comer en una fuente que pueda ir al horno, cubrir con la salsa bechamel de champiñones y espolvorear con el queso, gratinar hasta que este doradito.

Premio al Blog Acido y al Blog Proximidad

De la mano de Mónica del blog" Secretos de cocina enyenques y algo más"me llegan éstos dos nuevos premios. Le doy las gracias por acordarse de mi.
Lo quiero compartir con todos los amigos blogueros que me visitan.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.