lunes, 21 de noviembre de 2011

MOLDE DE PATATAS

Esta receta la vi en una revista retrasada de esas que hay en los dentistas y la vi tan facil y rica que enseguida la probé y la verdad que está muy rica, como siempre cuando la repita le haré algunos cambios que ya os contaré, espero que os guste.
Ingredientes
patatas
beicon ahumado
jamón serrano
bechamel
queso rallado 
aceite y sal
Modo de hacerlo
Cortar y cocinar las patatas como si fuéramos hacer una tortilla, cuando las tengamos las pondremos a escurrir el aceite.
El beicon y el jamón lo cortaremos en cuadraditos. Reservar.
Haremos una bechamel clarita, reservar.
En una fuente que pueda ir al horno pondremos la mitad de las patatas, encima de éstas el beicon y el jamón, pondremos el resto de las patatas y cubriremos con la bechamel, pondremos el queso rallado y meteremos al horno precalentado a 180º grados, 10 minutos, pasado ese tiempo gratinar al gusto.
Nota: Como es un plato muy sencillo no he puesto cantidades, creo que cada uno las puede calcular según los comensales.

5 comentarios:

NENALINDA dijo...

Que receta mas original y facil como es de costumbre me encanta tomo nota seguro que en casa gustara,te ha quedado divinisimaaaa.
Bicos mil pesiosa.

Las Recetas de Finuca dijo...

Me encantan estas recetas, Sefa, son ingredientes que solemos tener en casa y quedan unos platos de lujo.

Nunca lo he preparado pero tomo nota porque tiene que estar riquísimo.

Besos.

Pilar dijo...

Pero que ricas esas patatas SEFA, Me las llevo!!!
Un besico

wivith dijo...

A mí tambien me gustan mucho estas patatas.
Alguna vez he hecho algo similar y siempre ha triunfado.
La foto de lujo, Sefa.

Pochoncicos.

Angie dijo...

Sencillo y buenísimo, Sefa!!!!! Me ha encantado. Besitos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.