sábado, 16 de mayo de 2015

TARTA DE CUAJADA CON MASCARPONE Y PIÑA


Hoy un rico postre que vi preparar en Canal Cocina, soy muy mala para recordar los nombres y no recuerdo el del cocinero que la hizo, lo que si os digo es que esta
súper rica y ya la he cocinado varias veces, aunque lo parezca no es nada
 complicada, asi que os animo a prepararla y espero que os guste.




Ingredientes

400 de leche entera
150 de nata
80 grs de Mascarpone
55 grs de azúcar
1 sobre de cuajada
200 grs de piña en rodajas
1 manzana gran smit
50 grs de mantequilla
100 grs de azúcar moreno

Modo de hacerlo

Poner la leche al fuego para que se vaya calentando.
En un bol poner al azúcar blanco, el sobre de cuajada y el mascarpone, mezclar bien y añadir la nata, volver a mezclar todo, cuando la leche empiece a hervir añadirle la mezcla, ir removiendo y dejar que vuelva a empezar a hervir  y retirar.

Forrar el molde plun.cake con papel film dejando que sobresalga por los lados y volcar lo que acabamos de hervir, tapar con el sobrante del film, cuando se hay templado meter al frigo de 15/20 horas.

El dia que vayamos a servir, prepararemos la salsa que pondremos por encima.

Poner la mantequilla en una sartén y el azúcar moreno y que se vaya haciendo el caramelo. moviendo la sartén de vez en cuando.

 Mientras cortaremos en trozos las rodajas de piña y la manzana en trocitos una vez pelada, cuando el caramelo lo tengamos doradito volcar la fruta para que se vaya caramelizando.

Servir la tarta en una fuente y poner por encima caliente el caramelo con la fruta para que vaya cayendo por los lados.


11 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Vaya pedazo receta Sefa. Esto tiene que estar riquísimo. Da igual el nombre del cocinero, lo mejor está aquí, jeje. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Doris mis cosillas dijo...

Que cremosa y rica tu receta hija esta tarta hay que hacerla si y si.Un beso cielo y buenas noches.

Elisa Gómez Fernández dijo...

Me pierde el mascarpone y la tarta es espectacular!!un beso Sefa!siempre es un placer venir a tu cocina

Marga Morguix dijo...

Qué maravilla de tarta, Sefa. Me la voy a anotar, porque me parece una delicia.
Además, admite muchos "tuneos" en la salsita y en la decoración.
Un besote.

Toñi Sempere dijo...

oisss que ricaaa!! es bien sencilla, anotada queda, me parece de escándalo!!Me encanta

Amparo dijo...

Pues si que es fácil. Y tiene una pinta estupenda.
Abrazos.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Se me hace la boca agua viendo esta rica tarta Sefa, y pensar que tenía una tarrina de Mascarpone en la nevera y la he gastado este fin de semana.
Besos.

Rosa Maria Romero dijo...

Pues me quedo con la receta, recomendada por ti no puede estar mala, además a la vista esta, no puede parecer más apetitosa. Besos

Pilar Y a la luna dijo...

Muy fácil, muy rica y muy fresca con la piña, me gustará mucho seguro...porque la haré.
Un beso y buena semana

Las Recetas de Manans dijo...

Sefa con esta tartita me has conquistado.

Marisa dijo...

Holaaaa, oh Sefa, se me había escapado esta delicia, que buenísima tiene que estar. Yo ya le he cogido el rollo a la cuajada y no veas lo que me gusta preparar postres con ella. Esta receta me la llevo, te ha queado una tarta extraordinaria y con piña ya de lo mejorcito para mi.
Un besooo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.