viernes, 7 de octubre de 2016

SOLOMILLOS DE POLLO CON SALSA DE PASAS


La receta de hoy es súper sencilla pero muy rica, al llevar mantequilla suben un poco las calorías, pero bueno, con una rica ensalada las tendremos mas controladas, espero que
os guste.





Ingredientes

Solomillos de pollo, (según comensales)
mantequilla
pasas
cebolleta

Modo de hacerlo

Pondremos la mantequilla en una sartén para que se vaya deshaciendo, salpimentaremos los solomillos y los iremos poniendo en la sarten para que se doren, reservar.

Cortaremos la cebolleta muy picadita y la pocharemos sin que se dore, añadir las pasas y moveremos
para que se vayan hidratando a fuego medio.

Cuando ya estén hidratadas volveremos a poner los solomillos dejando que hierva suavemente todo un par de minutos y servir.

7 comentarios:

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Se parece mucho al pollo a la catalana que comíamos de niños en casa y siempre lo hacíamos con aceite... ¡pero anda que no estaba rico y la salsa para mojar pan!
Besos y feliz fin de semana,
Palmira

Pilar Y a la luna dijo...

Sefa no se puede venir a estas horas a tu casa!! mira que huele bien!!
Te ha quedado un plato de domingo y una salsa para mojar pan y no parar.
Besos guapa

Nati dijo...

Una pinta espectacular, un color ideal, seguro que de sabor está increible. Un besazo.

Delicias Baruz dijo...

Tienen que estar superiores, para disfrutar.
Un abrazo
Clara

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Es una receta sencilla y de las que piden pan y mejor no mirar las calorías, hay que darse un gustazo de vez en cuando.
Besos.

María José A.G. dijo...

sencillos solomillos y deliciosos, que buena pinta, se ven muy apetecibles.
besossss
feliz fin de semana

Maria Jose dijo...

Que sencillos y ricos tienen que estar Sefa, mis nietos seguro no dejaran ni uno,,, bsss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.