domingo, 10 de febrero de 2008

Puding de limón


Ingredientes
1 vaso de zumo de limón
1 vaso de agua
1 bric de nata de 200 cc
10 sobaos
1 sobre de gelatina de limón
3 cucharadas de azucar
Realización
Preparar en un recipiente tipo plun kake el caramelo en el fondo y dejarlo enfriar.
En un cazo poner el agua y el zumo de los limones y esperar a que hierva, retirar del fuego y añadir la gelatina, que removeremos bién hasta que se de deshaga, añadir la nata y el azucar
darle vueltas hasta que se disuelva el azucar.
Los sobaos los cortaremos en trocitos y los pondremos en el recipiente, echando por encima toda la mezcla, com los sobaos tienden a subir, con una cuchara los empujaremos un poco hacia dentro de la mezcla.
Tapar con papel fim y dejar en el frigorífico 24 horas.
Desmoldar y servir si se quiere con nata montada.

6 comentarios:

Clarisa dijo...

Soy adicta a los postres, [aunque desde que mis hijos crecieron, ya casi no los hago] y este se ve rico. Recibeun abrazo de tu amiga.

SEFA dijo...

Clara, este es facil y no tiene muchas calorias, animate aunque no estén los hijos lo haces cuando vayan a visitarte, un beso

amiguis dijo...

Sefa!! los postres son mi debilidad!!se ve tan rico..como tu torta de cumple!!uhhhm! que cosas nos regalas Sefa!!
gracias amiga por compartir esto!!
te envio un abrazo grande de CUMPLEAÑOS!!
Que seas muy Feliz!!!
besos
Vivi

deigramo dijo...

hOLA SEFA, QUE PUDIN TAN RICO Y FRESQUITO. ADEMÁS TENGO MUCHOS LIMONES Y ES UNA MANERA DE SACARLES PARTIDO.
SALUDOS, MONTSE.

SEFA dijo...

bueno, los postres que yo hago suelen ser sencillos y bastante rapidos, me alegro que os gusten, un abrazo para todas

Mari Núñez dijo...

Que rico se ve este pudin!! En casa sera un éxito!

Feliz semana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.