jueves, 11 de abril de 2013

GUISANTES EN COMPAÑÍA

Los guisantes en mi casa gustan a todos y hoy he cambiado un poco de como los hago habitualmente y han resultado muy ricos, la lechuga que casi no se nota al comerlos, lo mismo que la zanahoria y las patatas bien doradicas le da un toque muy rico, ésta receta la tenia preparada cuando tuve el accidente y ahora le toca salir a la luz,  espero que os guste.



Ingredientes (dos personas)

250 grs de guisantes congelados
6 hojas de un cogollo de lechuga
1 zanahoria
1/2 cebolleta mediana
1 diente de ajo
3 champiñones medianos
perejil
jamón o beicon ahumado
2 huevos duros
caldo de verduras
aceite y sal

Modo de hacerlo

Picar la cebolla en bronuá, la zanahoria a cuadritos, la lechuga en juliana y el ajo muy picado. Reservar.
Poner una sartén (yo en la olla super-rápida) un fondo de aceite, pochar la cebolla y el ajo, dar unas vueltas
y añadir, la zanahoria, los chapiñones limpios y cortados en trozos medianos, rehogar bién, poner la lechuga y los guisantes, rehogar el conjunto, añadir el jamón o el beicon, rehogar todo bien, retirar un poco del fuego.
Cocer los huevos  y dejar que se enfrien.
Triturar el perejil en el caldo de verduras y añadirlo al conjunto en la olla, remover y cerrar la olla, cuando suban las rayas bajar el fuego y contar 3 minutos, pasado ese tiempo retirar del fuego y esperar que se baje el vapor.
Pelaremos las patatas y con un sacabolas haremos bolitas.
En una sartén con bastante aceite, poner las bolas para que se confiten, cuando creamos que ya están, subir a tope el fuego y dejar que se doren, retirar a un plato en el que habremos puesto un papel de cocina apra quitar el exceso de aceite.
Emplatar: Con un aro de emplatar colocado en el plato, poner los guisantes al lado las bolitas de patata y los huevos duros cortados en cuartos. Servir.

15 comentarios:

Jose dijo...

Un plato único en toda regla, en mi casa los guisantes se los comen a regaña dientes pero se los comen, el único problema es que para mi son algo indigestos como cualquier legumbre. Besicos.

mar dijo...

Hola SEfaaaa :)))
vaya plato rico, pues qué compañia tan rica!!! :) una gozada, Un besuco

Cacharreando en mi cocina dijo...

Sefa no se me hubiera ocurrido nunca ponerle lechuga si tu dices que está rica yo me lo creo.
Besicso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Muy buena compañía Sefa es lo que llevan estos guisantes, un platico muy primaveral.
Besos.

Pilar dijo...

En casa está entre las verduras favoritas. Me han encantado las patatitas torneadas, que chulas!!. Lo de la lechuga en los guisantes es "muy francés" me gusta mcuho.
Un besico

La Magia de Sonia dijo...

aiiii q ricura. Me encanta !!!

Luisi y Mari dijo...

Un plato estupendo, me gusta tu receta, en casa tambien nos gustan los guisante y asi nunca los he preparado.
besos

Alba dijo...

Es todo un lujo este plato, Mejor que la menestra, jeje!...
Besitos.

Espe Saavedra dijo...

y que bien acompañados!

PEPE LASALA dijo...

Tras un tiempo liado con la Semana Santa, echaba de menos tus recetas Sefa, es como volver a casa. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

María Alonso dijo...

Eso es buena compañía y lo demás son tonterias.
Un besín

NENALINDA dijo...

Divinisimooos no lo siguiente me encanta como te ha quedado ese plato ,ademas tenia que estar muy muy rico.
Las tartaletas de berenjena divinisimaaas tambien.
Bicos mil y feliz finde pesiosa.

Marta dijo...

Unos guisantes estupendos, un plato riquisimo.
Besitos guapa

Mary dijo...

Se ve un plato muy muy rico y apetecible Sefa, qué bien acompañados!!!

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Sefa, delicioso y el ponerle lechuga es un gran acierto, además las patatas torneadas, dan un aspecto inmejorable, me ha encantado.
Un beso enorme.
elena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.