domingo, 21 de abril de 2013

HUEVOS CON ESPINACAS

Como habeis visto por la foto esta receta la he sacado de ese libro que hace muchos años que tengo, esta editado el año1987 y las recetas son de un concurso que hizo Tulipán el año 86.
Como seguramente os pasará a vosotras tenemos  muchos libros de cocina y casi siempre los miramos poco.
 Ya sabéis que os he contado que "gracias" a mi caída he mirado muchos y marcado muchas recetas. Esta es muy sencilla, como podréis ver por la receta original y la he cocinado con algunos cambios, nos ha gustado mucho y espero que a vosotros también os guste.







Ingredientes (2 personas)

400 grs de espinacas congeladas
2 huevos
salsa bechamel
50 grs de queso azul
1 diente ajo
aceite y sal

Modo de hacerlo

Cocer las espinacas con un punto de sal, una vez cocidas escurrirlas muy bien y picarlas.
Hacer la bechamel y añadirle el queso azul, reservar.
Poner un poco de aceite en una sarten y dorar el ajo en rodajitas y rehogar las espinacas, ponerle un par de cucharadas de bechamel mezclar.
Repartiremos las espinacas en dos tartaletas, hacer un hueco y poner el huevo, cubrir con la salsa bechamel
y meter al horno precalentado a 180º grados 6/7 minutos, pasado ese tiempo gratinar, el huevo quedará la clara cuajada y la yema tierna.

15 comentarios:

Mónica -saboreando las estrellas- dijo...

Te pillo este plato a ver si asi comemos mas espinacas que no hay manera....

Un beso, Mónica

doris dijo...

Rico rico amiga y muchas gracias.Besos

jose manuel dijo...

Sencillo y rico

La Cocinera Mileurista dijo...

Un plato muy rico y completo muy buena comibinación de sabores, las espinacas me gustan y hemos coincidido hoy con una de espinacas también.Besos,feliz fin de semana.

Silvia Tc dijo...

este plato es bunenisimo, me encantan las espinacas de esta forma, me animo a hacerlo esta semana, Besos!

lolines dijo...

¡¡que buenos!!
Yo tambien tengo este libro "olvidado"

Carolina dijo...

Si es que en este tipo de libros encontramos muchas veces recetas maravillosas.
Me encanta como lucen las cazuelitas
Besitos

Toñi (picapusa) dijo...

Ay que cazuelitas más buenas Sefa!! date por copiada hija, esto lo hago para cenar una noche de esta semana uhmmMM!!!

Jose dijo...

Fácil y muy rico, buen libro seguro que era y sigue siendo. Besicos.

Morguix dijo...

¡Qué plato más rico!. Creo que será una buena forma de hacer comer espinacas "al personal", jajaja, que aquí les cuesta (a mí no, pero al resto sí).
Me suena mucho ese libro de cocina, yo creo que lo tenía mi madre, o a lo mejor era otro volumen.
Un besote, guapa.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es estupendo echar un vistazo a nuestros libros de recetas, siempre encontramos alguna receta en la que no nos habíamos fijado antes.
Un plato muy rico.
Besos.

Marta dijo...

Yo de vez en cuando tambien les hecho un vistazo y recuerdo de recetas de hace un montón de años.
Esta tuya está estupenda.
Besitos guapa

CARMEN dijo...

Muy rico Sefa!!!
A mí también me gusta echar un vistazo a libros y revistas y así coges un montón de ideas.
muchos besos y fleiz semana

luna dijo...

Este es un plato genial!! Sencillo pero muy socorrido y a mi especialmente me encanta!! También recuerdo ese libro porque mi tío trabajaba en Agra donde se hacen las margarinas tulipanes y si que lo recuerdo jaja!!!
Un besito.

Debora de lucas dijo...

estupenda receta guapisima¡¡¡ un besazo enorme

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.