jueves, 16 de marzo de 2017

CALABACIN RELLENO DE TRUCHA CON VERDURAS AL PAPILLOT

Ya sabéis que me gusta mucho cocinar el papillot y el otro dia solo me quedaba una trucha, asi que para alargar un poco mas el segundo plato preparé estos calabacines
 y la verdad que nos gustaron mucho, me hubiera gustado mucho que fueran
 redondos, pero era lo que tenía en casa. Espero que os gusten.






Ingredientes 2 personas

1 calabacín
1 trucha
1 pimiento rojo italiano
1 cabolleta
1 zanahoria
salsa bechamel
queso rallado
AOVE y sal

Modo de hacerlo
Primero prepararemos la trucha dejando limpio los dos lomos sin espinas y sin piel (lo podéis pedir así cuando la compréis en la pescadería) las espinas yo las quito con una pinza especial para el pescado que venden en las tiendas de todo a cien, no son caras y merece la pena usarlas.

Cortar la cebolleta en juliana, el pimiento en tiras y la zanahoria rallada larga, en una sartén con un poco de AOVE pocharemos primero la cebolla, cuando esté trasparente añadiremos el pimiento y
 la zanahoria, mezclar todo y pochar, salar al final, darle unas vueltas y poner en un colador para
 que escurra bien.

Prepararemos el papel  para hacer el paquete y cocinarla al papillot, pondremos uno de los filetes de la trucha previamente salado y colocaremos las verduras, poner encima el otro lomo y cerraremos el paquete y lo cocinaremos al vapor
en la olla super-rápida (también lo podéis cocinar al horno)

Mientras se cocina la trucha cortaremos el calabacín por la mitad, le haremos unos cortes en rombos un poco de sal y al microondas 5 minutos, pinchar
 para comprobar si esta tierno, si no es así volver a poner unos minutos
 mas (a mi me gusta tierno) retiraremos un poco la pulpa del centro y reservaremos.

Preparar la bechamel a la que añadiremos el queso rallado que le da muy buen sabor y gratina muy bién.

Una vez que la trucha esté cocinada rellenaremos los calabacines, naparemos con la salsa y pondremos a gratinar. Servir caliente.

8 comentarios:

mar dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Sefa, una barbaridad de bueno! mmmm qué gran idea me has dado para la comida de hoy :). Oye qué tal tus nietinas las gemelas? mis sobrinas ya gigantes, en julio cumplen ya tres años, como pasa el tiempo verdad? un besuco

Pilar Y a la luna dijo...

Madre que ricos te han quedado Sefa, da igual que sean redondos que cuadrados, lo importante es que estén tan ricos como los tuyos.
Besos.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Es como el milagro de los panes y los peces, has multiplicado los peces, con una sola trucha has alargado el plato y además muy rico.
Besos.

Nati dijo...

Una manera deliciosa de preparar los calabacines rellenos. Un besazo.

Nenalinda dijo...

Ese calabacin relleno de trucha ve divnisimoooooooo y no dudo ni un segundo que este de muerte relenta no lo siguiente.
Bicos mil pesiosa.

Marta dijo...

Qué rica receta!!! Me parece estupendo ese relleno para los calabacines.
Besitos guapa

Pilar dijo...

Sefita, sólo entro un momento para acordarme de ti en tu día, te imagino sentada na la mesa celebrando San José con toda la familia, recibe también mi feliciutación y un besote muy fuerte

PEPE LASALA dijo...

No conocía esta receta Sefa. ¡Gracias! Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.