jueves, 25 de enero de 2018

PATATAS Y COLIFLOR GRATINADAS

Hoy toca una receta, sencilla, rápida y a buen precio y con un rico sabor.

Ya os dije que éste mes las recetas serian ricas y a buen precio, espero que ésta os guste.




Ingredientes 3 personas

4 patatas medianas
500 gramos de coliflor
bechamel
queso rallado 4 quesos

Modo de hacerlo

Cocer al vapor las patatas peladas y troceadas junto con los ramos de la coliflor, salar ( yo en la olla rápida durante 4 minutos)

Preparar la bechamel añadiendo al final 3 cucharadas del queso rallado.

Colocar las patatas y la coliflor en una fuente de horno un poco intercaladas y cubrir con la bechamel, llevar al horno y gratinar hasta que se doren un poco y servir.

5 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Esta receta es un clásico, aunque reconozco que así la hago pocas veces, digo yo que habrá que ponerle remedio.
Besos.

María G. G. dijo...

me encantaaaaa que rico se ve

Pilar Y a la luna dijo...

Muy rica Sefa, en casa somos muy de col y así la hago de vez en cuando, siempre se rebañan el plato.
Buen puente y disfruta

Nati dijo...

Una receta ideal, me encanta con queso gratinada. Un besazo.

Recetecum dijo...

Qué buena Sefa! Me encanta la coliflor y así más. BSS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.