viernes, 3 de octubre de 2014

SARDINAS RANCIAS CON TOMATE Y PIMIENTO


Mi segunda aportación al Recetario Mañoso es una receta aragonesa, ya sabeis que este rico ingrediente lo ha elegido nuestra anfitriona Ana-Cristina del blog
y su tutor Jose del blog Mirecetario.es  http://mirecetario.es no os perdais sus blogs que os van a gustar, lo mismo que espero pase con la receta que he preparado.








Ingredientes

3 sardinas de cubo
1 pimiento verde
1 tomate grande maduro
1 diente de ajo
harina
1 taza de agua
AOVE y sal

Modo de hacerlo

Tras mantener en remojo las sardinas durante 24 horas, se descaman y se limpian quitando la cabeza y los intestinos.
A continuación pasarlas por harina y se fríen en una sarten con aceite no demasiado caliente, para colocarlas en una tartera de barro.
En el aceite sobrante se fríe el pimiento cortado a cuadros, agregando luego el tomate picado y el ajo también desmenuzado.
Con estos ingredientes se prepara la salsa, añadiendo una taza de agua mientras se da vueltas al contenido de la sarten.
Cuando la salsa este bien ligada, se vierte en la tartera de las sardinas, dejando que cuezan a fuego lento durante diez o doce  minutos.
En algunas zonas de la provincia de Huesca esta receta se enriquece con una tortilla de miga de pan.



Nota: Esta receta la he sacado del libro Cocina Aragonesa, como podréis ver en la foto que adjunto y la he escrito tal cual viene en el libro que es como la he realizado, salvo que yo les quité la espina también.



Os recuerdo que teneis hasta el dia 10 para preparar vuestras recetas para el Recetario Mañoso.
Os invito a participar

12 comentarios:

Merchi dijo...

Tomate, pimiento y sardinas...bien, ¿a que hora se come en tu casa, reina?. Yo llevo el vino y si hace falta el postre, pero donde haya sardinas una servidora se apunta. Me encanta la receta Sefa, tienen que estar la mar de ricas preparadas asi.

Besinesss

Mariví dijo...

Buena y tradicional receta, Sefa.
¿Quien nos iba a decir que hay tantas posibilidades para cocinarlas?.

Besicos.

Jose dijo...

Un gran guiso para disfrutar de este pescadico, me gusta la idea.
Besos me lo llevo pal mañoso.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Mucho más cómodo de comer al quitar las espinas. Una rica receta fácil de hacer.
Besos.

Maria Pilar-COCINICA dijo...

muy de la tierra.

bss.

Belen dijo...

Acompañadas de la mejor manera posible, si señora!!!!!!!! Fácil y rico
Buen fin de semana

Ana Cristina Lahoz dijo...

Que bien rescatar recetas del recetario aragonés, muy buen la receta. No me vendría mal un platico para cenar ;-)

Besicos

Mamen Varela García dijo...

Mi marido es una de las cosas que mas le gustan, y hechas asi como tu las traes deben estar de lujo, un beso

raksha dijo...

Te han quedado estupendas, de lo más apetecibles. Besos

Raquel dijo...

Me encanta esta propuesta del mañoso y es que en Soria las sardinas de pandereta son un clasico.
Besicos sorianos:)

Marta dijo...

Unas sardinas estupendas, a mi me encantan asi preparadas.
Besitos guapa

Juan Hernández dijo...

Hola Sefa. Estupenda aportación la que has hecho al Mañoso.
Por lo que estoy viendo creo que estas sardinas van a ofrecer una gran cantidad de recetas. Personalmente desconocía que pudiera haber tantas y es que siempre hay algo que aprender.
De la forma como las has preparado estoy seguro que estarán deliciosas.
Una propuesta muy acertada.
Espero ver pronto todas las recetas.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.