viernes, 9 de diciembre de 2016

TRUCHA RELLENA ABIERTA con salsa de miel de cebolla (en papillot)

Y aqui llego con mi tercera receta para Recetario Mañoso que en éste otoño recordamos cocinar con trucha, asi que la he preparado rellena, pero dejando que se vean todos los ingredientes, han resultado muy jugosas y con el toque de esa salsa con miel de cebolla que compré estos Pilares como todos los años, pero de cebolla.....si, está rica con ese toque y no es que la lleve, sino que trasladaron las colmenas  al lado de un campo de cebollas de Fuentes de Ebro, asi que las abejas se han alimentado con esas ricas flores y asi nos podemos deleitar con un sabor rico y diferente que espero os guste.








Ingredientes

2 truchas arco-iris
1 cebolla de Fuentes
1 zanahoria
1 tomate 
champiñones
calabacín
virutas de jamón ibérico
aove, ajo y perejil

Modo de hacerlo

Una vez las truchas limpias sin cabeza y sin espina, quitar con una pinza de pescado todas las espinas
y retirar la piel, salpimentar.

Pelar la zanahoria y sacar tiritas muy finas, cortar la cebolla en juliana, en un recipiente de pirex poner unas gotas de aove y pochar  zanahoria y cebolla en el microondas 3/4 minutos.

El calabacín lo cortaremos en tiras con la mandolina y pasaremos por la plancha vuelta y vuelta, reservar.

El tomate una vez cortado en rodajas también lo pasaremos por la plancha salpimentado, reservar.

Triturar con aove, ajo y perejil y poner un poco de esa mezcla encima del papel donde colocaremos cada trucha y ahora ya iremos colocando los ingredientes sobre ella, primero pondremos las rodajas de tomate, sobre él poner el calabacín, el pochado de cebolla y zanahoria, unos cuantos champiñones laminados pasados por la plancha y para terminar poner las virutas del jamón ibérico, cerrar los paquetes, ponerlos en la olla rápida al vapor, una vez que haya subido el vapor poner al mínimo y contar 3 minutos.

En una sartén con un poco de aove poner una punta de harina sofreír sin que tome color, un poco de agua y disolver muy bien para que nos quede una salsa muy fina y mas bien líquida, añadir los jugos que salen en los paquetes, mezclar bien y poner una cuchara de miel de cebolla, dejar hervir a fuego muy lento un par de minutos y con esa salsa napar la trucha por encima.


     Podéis traer vuestras recetas hasta el dia 10 de diciembre       



6 comentarios:

Debora de lucas dijo...

tiene que estar muy rica ¡¡¡ un saludo

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Así queda muy bonita, se luce más que si la presentas cerrada.
No conozco esta miel, pero ha de tener un sabor muy original y rico.
Besos.

Pilar Y a la luna dijo...

Queda muy lucida así abierta y con todos esos ricos ingredientes que le has puesto. Vaya esa miel tendré que buscarla, qué buena!!!
Besitos.

Marta dijo...

Muy rica esta trucha y la miel le dará un toque estupendo.
Besitos guapa

Isa dijo...

Tiene muy buen pinta. Ummmmmmmmmmmmmm rico rico.
Abrazosssssssss

PEPE LASALA dijo...

Riquísima Sefa. Muy parecía la hacía mi madre y es espectacular.
De todo corazón, desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te deseamos una muy Feliz Navidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.