martes, 13 de marzo de 2018

SOPA DE VERDURAS CON LONGANIZA en olla súper-rápida


Este plato es de los que que me gusta preparar y casi nunca con los mismos ingredientes, añado mas o quito alguno, así que como lo normal es como hoy os lo enseño, lo he
 querido poner en el blog y espero que os guste








Ingredientes 2 personas

2 patatas medianas
1 zanahoria
1 puerro (solo lo blanco)
100 grms de judías verdes
1 cebolleta pequeña

5 rodajas de longaniza cortadas por la mitad
AOVE, sal

Modo de hacerlo

Pelar las patatas y cortarlas chascando no muy grandes, pelar la zanahoria y cortar en trocitos, lavar los puerros (solo la parte blanca) partirlos en cuatro trozos y picar, lo mismo haremos con la cebolleta, las judías verdes una vez quitados los extremos cortarlas en trocitos. Reservar.

Poner la olla al fuego y cuando se haya calentado un poco,  añadir el aove y rehogar, la cebolla, el puerro, la zanahoria, las judías verdes y al final la
 patata y los trocitos  de longaniza, cubrir con agua o caldo de verduras,
 cerrar la olla y cuando hayan subido los anillos poner el fuego al mínimo 
contar 3 minutos, pasado ese tiempo retirar y dejar que bajen los anillos 
de la olla y servir.

4 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Un plato gustoso y perfecto para aprovechar algún resto de verduras que tengamos por la nevera.
Besos.

Vino y Miel dijo...

Qué sopa tan rica,además con este tiempo apetece muchísimo. Un abrazo

María G. G. dijo...

Deliciosa sopa!!!

Pilar Y a la luna dijo...

Sopica rica para alegraraela cuerpocy poner la cara colorada. Rica y completa. Me encanta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.